INNOVACIONES MÉDICAS EN LA ACCIÓN HUMANITARIA. EL TRABAJO DE MÉDICOS SIN FRONTERAS

INNOVACIONES MÉDICAS EN LA ACCIÓN HUMANITARIA
Ficha técnica
Editorial:
ICARIA
Año de edición:
ISBN:
978-84-9888-380-0
Páginas:
240
Disponibilidad:
Disponible en 10 días
Colección:
Antrazyt

18,00 €

La urgencia y las dificultades de algunas catástrofes obligan a los equi­pos de MSF a asumir riesgos, cuando no a afrontar muchos sufrimientos, graves secuelas y muertes que podrían ser evitables. Renunciar a prác­ticas que ya no son eficaces y a protocolos oficiales puede tener in­convenientes, pero carecer de iniciativa equivale a aceptar una situación médica insalvable. Los autores de este libro exponen y analizan la introducción de nuevas prácticas médicas en el campo de la acción humanitaria: ¿cómo crear dinámicas de intercambio y hacer que se beneficien de ellas las poblaciones a las que atendemos?

Aprovechar las lecciones que nos da la experiencia puede ayudar a entender mejor cómo intervenir en un entorno con el fin de prepararlo para la sustitución de prácticas que no reúnen condiciones terapéuticas y a las que, con demasiada facilidad, se acomodan médicos y res­ponsables políticos con el pretexto de la pobreza y la ignorancia de las poblaciones afectadas, o bajo el argumento de respetar reco­men­daciones internacionales, de las autoridades oficiales, y de tener que hacer frente a las dificultades económicas. Esta obra es el resultado de un trabajo de equipo y no de una suma de textos producidos por especialistas que trabajan por separado. Los autores se han basado en sus propias experiencias, en el examen de archivos y publicaciones de MSF, así como en entrevistas con antiguos y actuales responsables implicados en procesos de innovación. Pero sobre todo es el resultado de poner el espíritu crítico de MSF y la ne­ce­sidad permanente de adaptarse a situaciones adversas, al servicio de una mejor práctica médica allí donde más se necesita.







Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que asiste a poblaciones en situación precaria, y a víctimas de catástrofes y de conflictos armados, sin discri­mi­nación por raza, religión o ideología política. Su presencia independiente e impar­cial en las situaciones de crisis permite dar una asistencia in­me­diata y temporal a las personas más necesitadas. Ponen la acción sanitaria en primer lugar, pero también asumen riesgos, confrontan al poder y usan el testimonio como medio para provocar cam­bios en favor de las po­blaciones. Cuentan con más de 2.000 trabajadores in­ter­nacionales en el terreno, que colaboran con 20.400 profesionales contratados localmente. Su compro­miso con las poblaciones a las que asisten es su fuerza vital. Su labor ha merecido, entre otros, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1991, el Pre­mio Consejo de Europa de los Derechos Humanos 1992, la Medalla Nansen para los Refugiados 1993, el Premio Roosevelt a las Cuatro Libertades 1996, el Premio Indira Gandhi 1996, el Premio Conrad N.Hilton 1998, el Premio Nobel de la Paz 1999, el Premio Zayed para la Salud 2002 y el Premio Rey Hussein al Liderazgo Humani­tario 2004.