UN DÍA EN LA VIDA DE DIOS

UN DÍA EN LA VIDA DE DIOS
Ficha técnica
Editorial:
GRIJALBO MONDADORI, S.A. - MONDADORI
Año de edición:
Materia
Narrativa
ISBN:
978-84-397-3846-6
Páginas:
288
Encuadernación:
Adulto
Disponibilidad:
Disponible en 10 días
Colección:
LITERATURA RANDOM HOUSE

18,90 €

La reacreación de la creación tiene como resultado esta novela hilarante, una historia cuyos episodios son hilvanados por una hembra extraordinaria: Dios. Un dios femenino y caprichoso, funcionaria de una corporación dedicada a administrar universos, crea la Tierra, inventa al hombre y le ofrece la muerte como estímulo vital. Pero algo falla. Para entender esa falla, para descubrir el mundo que ha creado, Ella tendrá que encarnarse en diferentes personajes a lo largo de la historia: un luchador tebano en Egipto, una esclava de Abraham en Palestina, un espía en Roma, el confesor de Voltaire y varios más hasta llegar a ser Otto Morgenstern, científico judío-alemán que participó en la construcción de la bomba atómica. El resultado de esta recreación de la Creación es una narración hilarante, una historia en episodios enlazados por una hembra divina y extraordinaria. Un día en la vida de Dios es una novela pop, una microfísica del poder en clave irónica, un texto cosmogónico, capaz de arrancar una larga y sorprendente carcajada. Polifónica, lúdica y política, la novela pone en jaque la narrativa histórica tradicional y exhibe con gran sentido del humor el origen del lenguaje y del mundo. Su triple herencia #la teología, la historia y la ciencia ficción#, su ambigüedad sexual y su ruptura con las grandes narrativas totalizadoras hacen de Un día en la vida de Dios un texto insólito: una nueva forma de pensar el romance de los hombres con sus dioses. La crítica ha dicho...
«Caparrós es una manera de ver y entender el mundo.»
Carles Geli, Babelia «Caparrós es un escritor superdotado, seductor, con un talento natural para mantener el equilibro narrativo.»
Nadal Suau, El Cultural

Otros libros del autor

EL HAMBRE
AHORITA.
LA NOCHE ANTERIOR
EL HAMBRE
COMÍ